Volver atrás

Elegir la filtración para la piscina adecuada puede hacer que consigas un agua limpia y transparente, con un menor uso de recursos

Una adecuada filtración para la piscina desempeña un papel crucial en la calidad del agua, lo que determina la satisfacción de los bañistas. Hay muchos factores a tener en cuenta para la elección del sistema de filtración.

Una de las claves de una desinfección óptima es que todos los componentes queden integrados, incluyendo los equipos de Cloración Salina, Neolysis, Freepool2 o sistemas similares.

Desde nuestra experiencia en instalaciones acuáticas, en Fluidra elaboramos esta breve guía en la que recogemos las preguntas más frecuentes sobre la filtración para la piscina.

Filtración para la piscina: ¿cuál es su misión?

Un agua limpia no es solo necesaria para colmar las expectativas de los usuarios de unas instalaciones acuáticas.

El sistema de filtración para la piscina destaca como uno de los pilares para lograr una óptima limpieza en la piscina. Para comprender su funcionamiento, se puede comparar a la misión que cumplen los riñones en el cuerpo humano: el filtro de la piscina elimina las impurezas, que aparecen en el agua de forma natural, para garantizar que el resto de los elementos puedan funcionar correctamente.

Entre sus ventajas se encuentra la posibilidad de reducir la cantidad de productos químicos de limpieza utilizados en los procesos de higiene del agua, pues la filtración se ocupa de eliminar la mayoría de las partículas en suspensión.

¿Cuáles son las partes principales de los filtros de piscina?
  1. Purga de aire. Situada en la parte superior del filtro, su función es expulsar el aire de su interior.
  2. Boca de acceso y carga. Su función es cargar o extraer el medio filtrante, además de permitir el acceso al interior.
  3. Sistema difusor. Se encarga de conducir y distribuir el agua sucia hacia el medio filtrante, recogiendo además el agua sucia del lavado.
  4. Sistema colector. Recoge el agua limpia por debajo del medio filtrante y distribuye el agua de lavado.
  5. Conexiones de entrada y salida de agua. Se ocupan de unir las válvulas de maniobra del filtro con los elementos interiores (como el sistema difusor y el colector).
  6. Descarga del medio filtrante. Localizada en la parte inferior, sirve para la descarga del medio filtrante cuando éste se sustituye.
  7. Purga de agua. Se ocupa de vaciar el filtro cuando es necesario.
  8. Lavado de aire con placa de crepinas. Supone una opción más eficiente de lavado del medio filtrante, y posibilita importantes ahorros de agua.
¿Cómo funcionan los filtros de piscina?

El funcionamiento de los filtros de piscina puede entenderse como el de un recorrido circular. El recorrido del agua dentro del filtro inicia en la conexión superior, desde donde se distribuye hacia el interior del filtro a través de los difusores.

Más adelante, recorre el medio filtrante, situado en el interior del filtro. Es en este momento cuando se produce la retención de partículas de suciedad que habían quedado suspendidas en el agua.

Luego, el agua viaja hasta el sistema colector, encargado de recoger el líquido ya filtrado. Finalmente, el trayecto termina en la conexión inferior, desde donde, ya filtrada y limpia, el agua vuelve a la piscina.

¿Qué es el medio filtrante y qué tipos existen?

El medio filtrante es el elemento fundamental en el proceso de filtración. Compuesto por una serie de materiales granulados, se ocupa de retener las partículas en suspensión para, más adelante, ayudar a eliminarlas.

Al analizar el medio filtrante, es importante saber que la eficiencia de la filtración dependerá en gran medida del tamaño de los granos y de su distribución. Así, a menor granulometría el medio filtrante presentará mayor capacidad de atrapar las partículas. No obstante, se colmata antes, por lo que requiere una mayor frecuencia de contra-lavados.

Teniendo esta información en cuenta, también se deben examinar los diferentes tipos y combinaciones de medio filtrante:

  • Capa de arena de silicio. La opción más común para piscinas con una distribución de granos de tamaño entre 0,4 y 0,8 mm. Se coloca encima de una capa de soporte del medio filtrante llamada grava, que es más gruesa que la arena.
  • Multicapa de antracita para filtración y arena de silicio. En esta combinación, la antracita se coloca encima de la arena de silicio por ser menos densa que esta, pero tiene una mayor granulometría. De este modo, este material atrapa las partículas de mayor tamaño y deja que las de menor tamaño pasen a la arena. La suciedad se reparte entonces en dos capas, evitando un problema habitual en los sistemas monocapa: la concentración de suciedad en el primer tramo de arena, que provoca a su vez la necesidad de mayores frecuencias en los lavados.
  • Vidrio filtrante. Otra solución común que se está imponiendo como la favorita en muchas piscinas desde principios de este siglo. Su principal ventaja es la mejor distribución de la suciedad atrapada, que se expande por todo el lecho, minimizando el efecto de colmatación del primer tramo. Permite, por tanto, una menor frecuencia de lavados y posibilita a su vez una menor presión de trabajo, ya que el vidrio filtrante tiene una pérdida de carga menor comparada con la arena de silicio.
¿Cómo elegir el mejor sistema de filtración para la piscina?

Tras ver estas cuestiones y considerar la importancia del sistema de filtración para la piscina, es común que los operadores se encuentren ante una cuestión importante: ¿qué debo tener en cuenta para elegir el filtro adecuado?

En resumen, estos son los principales factores para tomar esta decisión:

  • La combinación entre el volumen de la piscina, el tiempo de recirculación (o turnover) y la velocidad de filtración van a determinar el tamaño del filtro necesario.
  • La altura del medio filtrante, sabiendo que, a mayor altura, mayor es la probabilidad de captar las partículas de suciedad.
  • La sostenibilidad medioambiental, teniendo en cuenta que un sistema apropiado de filtración para la piscina puede generar grandes ahorros de agua. Aquí destacan las opciones que permiten lavados con aire y que incorporan placas de crepinas como sistema colector del filtro.
Filtro de piscina Astralpool: ¿por qué elegirlo?

Los filtros Astralpool se han diseñado para satisfacer las necesidades de filtración para la piscina de la forma más eficiente y sostenible posible. Cada producto lo ha desarrollado un equipo de profesionales centrados en la mejora continua, el diseño funcional, la elección de materiales de alta calidad y el cumplimiento de los estándares de calidad más exigentes.

Además, somos conscientes de la necesidad de adaptar la decisión sobre el sistema de filtración para la piscina a los requisitos de cada instalación acuática. Por ello, y en base a nuestra dilatada experiencia en el sector, nos ocupamos de proporcionar consejo sobre el producto óptimo para cada proyecto.