Volver atrás

Las piscinas de sal son una solución cada vez más popular en instalaciones acuáticas de todo el mundo, ya que permiten crear piscinas higienizadas sin la utilización de productos clorados (hipoclorito, tabletas de cloro, etc.).

El concepto de las piscinas de sal es sencillo: en lugar de utilizar cloro para su higienización, utilizan cloradores salinos, que aprovechan la sal para este proceso.
El resultado es una instalación moderna, eficiente y sostenible. En Fluidra queremos compartir cómo funciona la cloración salina en las piscinas de sal, qué opciones existen en el mercado y cuáles son sus beneficios.

Cloración salina mediante electrólisis: la solución para piscinas de sal

Los cloradores salinos son sistemas capaces de generar cloro gaseoso mediante electrólisis, proceso que separa los elementos de un compuesto por medio de la electricidad. En este caso, los cloradores salinos toman como base el agua salada para disolver y desinfectar el agua de inmediato.

A los sistemas por electrólisis se han incorporado innovaciones tecnológicas y elementos de tratamiento, que combinan sus puntos fuertes para mejorar en eficiencia e higiene. Es el caso del tratamiento mediante Neolysis, que incorpora la tecnología ultravioleta (UV) al tratamiento con electrólisis en un único equipo.

Este sistema proporciona una doble capacidad de desinfección y de eliminación de cloraminas, formadas cuando el cloro entra en contacto con sudor, cosméticos u otros elementos que introducen en el agua los bañistas.

Además, la cloración salina mediante este sistema consigue importantes ahorros de agua y energía, como se verá más abajo. Otra de las ventajas que ofrece es la mayor durabilidad de los componentes y los filtros en piscinas.

Beneficios de la cloración salina

  • Ahorro económico: la cloración salina preserva niveles estables en el agua de forma automática. Así, las instalaciones ahorran en personal de mantenimiento y en la adquisición de productos químicos.
  • Instalaciones más seguras: los sistemas de cloración salina en piscinas de sal evitan la manipulación del cloro y, por tanto, la posibilidad de sufrir accidentes relacionados con ella.
  • Experiencia más satisfactoria: las piscinas de sal incorporan un nivel de cloruro de sodio mínimo y muy inferior al que hay en el agua de mar, lo que se traduce en una experiencia agradable para el usuario. Además, evitan el olor a cloro y las irritaciones y daños en piel, ojos o cabellos que causa este elemento.
  • Sostenibilidad: la cloración salina genera hipoclorito, que se convierte en sal de nuevo tras su descomposición. Se trata por tanto de un proceso sostenible que no requiere de la incorporación constante de elementos, con la reducción en desechos y huella de carbono que esto implica.
Freepool 2: la propuesta de Fluidra

Freepool 2 es la solución de tratamiento y desinfección de agua para piscinas comerciales desarrollada por Fluidra para proporcionar calidad del agua en piscinas y en ambientes naturales.

Diseñada por Fluidra en colaboración con la Universidad Autónoma de Barcelona, ​​Ctrl4 Enviro y el Hospital Clínic de Barcelona, ​​Freepool 2 proporciona una calidad óptima de aire y agua, y garantiza la salud, la seguridad y el confort de los usuarios de la piscina.

Se trata de una solución innovadora que incorpora en un único producto las 3 tecnologías de tratamiento de agua que optimizan la desinfección y el control del pH de la forma más natural y eficiente posible:

  • Electrólisis de sal de baja salinidad para la desinfección del agua.
  • Ultravioleta de media presión para reducir cloraminas combinadas.
  • Inyección de CO2 de alta eficiencia para la regulación del pH.

Beneficios de Freepool 2

  • Sostenible y energéticamente eficiente: elimina completamente el uso de productos clorados (hipoclorito, tabletas de cloro, etc.) y ácidos, dado que la desinfección se produce mediante electrólisis salina y luz UV, regulando a la vez el valor de pH con CO2 . Además, tiene lugar una reducción del rellenado de la piscina en un 66 %, con el consiguiente ahorro de agua y energía en la instalación.
  • Saludable para los usuarios: Esta solución incluye diferentes ventajas para los usuarios de las instalaciones:
    • Elimina el picor de ojos y mejora la respiración
    • Reduce las cloraminas combinadas en el agua en un 20 %.
    • Previene irritaciones cutáneas.
    • Reduce problemas oculares, nasales y respiratorios (asma), además de reacciones inflamatorias en el tracto respiratorio.
    • La minimización de la concentración de oxidantes en el ambiente en un 75 % mejora la calidad del aire y reduce el olor a cloro.
  • Inteligente y automatizado: La gestión automatizada de Freepool2 permite eliminar los errores de gestión, aumentar la seguridad de las instalaciones y reducir el mantenimiento.

En conclusión, la evolución de los equipos de tratamiento de agua permite incorporar nuevas técnicas al ciclo de tratamiento. De esta manera, se ahorra espacio en las salas técnicas y se consigue una mayor eficiencia y calidad en el tratamiento del agua de las piscinas.

Estos sistemas encaminan, además, al sector de las instalaciones acuáticas hacia el logro de soluciones cada vez más sostenibles.