Volver atrás

Cualquiera que haya visitado la zona de wellness de un hotel, centro deportivo o spa seguramente se habrá encontrado con una vitality pool. Suele ser el elemento central de estas instalaciones y ofrece una gran variedad de prestaciones y oportunidades para relajarse. La vitality pool combina efectos de agua, como cascadas o masajes cervicales, con efectos de aire, como las camas de hidromasaje. Estos efectos se utilizan a menudo de forma conjunta para ofrecer un experiencia completa y holística que relaja el cuerpo y la mente. 

Las vitality pools proporcionan una temperatura agradablemente tibia de entre 34-36° y tienen una profundidad que las hace muy confortables, de aproximadamente 1,20 metros. Cuando se integran los distintos elementos de agua y aire, nos presentan una oportunidad increíble de relajación y recuperación. Las vitality pools ofrecen terapia para el dolor muscular, la desintoxicación de la piel y la circulación sanguínea en todo el cuerpo y calman las mentes inquietas.

Los beneficios de las actividades acuáticas para la salud están bien documentados. Cada vez hay más estudios sobre los efectos positivos de prácticas como los hidromasajes, por lo que es un buen momento para que las empresas piensen en ampliar sus instalaciones.

¿Dónde se pueden encontrar las vitality pools?

Las vitality pools se encuentran normalmente en los espacios de wellness de centros de salud especializados, balnearios urbanos e instalaciones deportivas. Son una gran incorporación para la talasoterapia, debido a su potencial para construir relaciones emocionales positivas con el agua. También se encuentran, cada vez más, en hoteles y destinos vacacionales, donde ofrecen un espacio de relajación después de un día ajetreado. 

¿Cómo son las vitality pools?

Las vitality pools se presentan en diversos tamaños, pero a menudo son bastante pequeñas, con capacidad para pocas personas a la vez. Su relativa privacidad forma parte del cariz personal, hecho a medida, de la experiencia. En la propia piscina el usuario encontrará agua excepcionalmente limpia gracias a una filtración de alta calidad y a sus sistemas de tratamiento. Alrededor de la piscina encontrará juegos de aire y agua diseñados para administrar terapia en diferentes partes del cuerpo.

En cuanto a los elementos acuáticos, podemos encontrar un salto de agua o una cascada, además de fuentes de cuello de cisne y jets de masaje para el cuello. Todo ello está diseñado para aplicar distintos grados de presión sobre los músculos y la piel. Tienen cualidades exfoliantes y desintoxicantes sobre la piel, así como potencial para estirar y ejercitar los músculos.

 En particular, estos jets y cascadas pueden dirigir el agua a ciertas partes de la zona cervical o a la parte inferior de la columna vertebral. 

El usuario de la vitality pool observará algunos elementos con efectos de aire, entre los cuales es probable que haya toberas de masaje y jets de hidromasaje. Se pueden colocar en las paredes de la piscina y funcionan en conjunción con el agua, produciendo burbujas de presión variable. Sirven para aliviar dolores en las articulaciones y estimular el movimiento, aumentar la circulación sanguínea y relajar los músculos. El nivel de intensidad puede depender de lo que necesite el bañista, ya sea por motivos de salud o bienestar. 

Un elemento muy popular de una vitality pool es el back bench. Es una zona de la piscina donde el usuario se sienta y percibe una relajante sensación de burbujas a su alrededor. Ofrece un espacio para la reflexión y la calma. Junto con estos bancos, o de forma alternativa, se puede disfrutar de una cama de aire o un jacuzzi.

Elementos clave de una vitality pool

La belleza de las vitality pools radica en que son personalizables. Las empresas pueden seleccionar los elementos que desean que destaquen en su piscina y que se adaptan a los requisitos de sus clientes. La configuración de la piscina que diseñaría un centro deportivo podría ser notablemente diferente a la de un spa de rehabilitación.

Una parte fundamental de la construcción de una vitality pool de alta calidad consiste en garantizar que su adaptabilidad favorece a diversos tipos de usuarios, lo cual puede depender de cuál sea el mercado principal de la empresa. Por ejemplo, un hotel de un destino vacacional puede querer satisfacer a toda la familia y por lo tanto pondrá el foco en elementos como las cascadas. En cambio, un balneario o un hotel especializado en visitantes de negocios es probable que quiera dar mayor relevancia a la tranquilidad y el relax. Un centro deportivo, por su parte, podría utilizar las técnicas de una vitality pool para ayudar a la relajación muscular después de un entrenamiento intenso.

En la construcción de vitality pools se utilizan materiales muy variados, según los requisitos del cliente. Para mantener un cierto ambiente, las piscinas suelen estar revestidas con mosaicos de colores que cubren materiales de construcción de alta calidad. La estructura se realiza con hormigón y acero inoxidable, así como con fibra de vidrio o plástico con refuerzos de vidrio.

Un elemento extra de distinción y relax

Todos los posibles elementos de una vitality pool se combinan para crear un entorno único para el usuario. Es el propietario de la empresa quien debe asegurarse de que estos elementos se combinan de manera que resulten atractivos para que la vitality pool se convierta en un destino en sí misma. Únete hoy mismo a los miles de establecimientos que amplían su cartera de productos exclusivos con vitality pools.

Puede que también te interese