Volver atrás

¿Vitality pools, piscinas de entrenamiento o piscinas recreativas? Todas ellas aportan un excelente valor añadido a cualquier tipo de hotel. Puede ser que su hotel se nutra fundamentalmente de personas de negocios. O quizá trabaje sobre todo con grandes grupos, excursiones escolares o familias viajeras. O a lo mejor su instalación está diseñada pensando especialmente en solteros o parejas. Sea como sea, no pierda la oportunidad de explotar todas las posibilidades de sus espacios acuáticos.

¿Qué clase de piscina se adecua a los distintos tipos de hoteles y de qué manera se puede asegurar de que añade a su propiedad el estilo que más le conviene? Cuando hablamos de piscinas para el sector hotelero, la clave para maximizar el retorno de la inversión reside en conocer aquello que despierta el interés de tus clientes y sacar el mayor partido tanto al edificio como al espacio exterior.

A lo largo de este artículo analizaremos la mejor manera de escoger una piscina para su hotel, veremos las combinaciones de tipo de hotel y piscina que mejor funcionan y propondremos los mejores diseños de piscina para potenciar los espacios acuáticos tanto en interiores como exteriores.

Cómo escoger la piscina ideal para su tipo de hotel

Si busca una piscina que encaje a la perfección con su hotel, aquí le ofrecemos una serie de consejos para ayudarle a elegir y lograr que sus clientes disfruten al máximo de los espacios acuáticos.

 

La arquitectura y el estilo del hotel

El diseño del proyecto hotelero desempeñará un papel clave a la hora de escoger la piscina. Si cuenta con un edificio moderno decorado principalmente con acero inoxidable y cristal mediante un esquema de color sencillo, apueste por añadir una piscina de entrenamiento, una piscina infinita o incluso un spa de exterior. En términos de diseño, no hay duda de que una piscina de cristal o de acero inoxidable le irá como anillo al dedo a una construcción moderna. Como alternativa, también se puede recurrir a un recubrimiento de mármol, que embellecerá el ambiente y el área de la piscina.

Por su parte, los hoteles más tradicionales o rústicos podrían beneficiarse de spas ornamentados y piscinas de relax exteriores en las que se podría jugar con diseños de piedra terracota. Asimismo, si su hotel cuenta con un tradicional estilo chalet, acertaría decantándose por una cubierta o terraza de madera.

En el interior, puede optar por un diseño moderno y elegante de spa, que se distinga del resto del hotel. Sin embargo, para un hotel de montaña, contemple la posibilidad de un diseño de spa en madera y tonos cálidos.

 

Espacio disponible para piscinas

Si únicamente dispone de un pequeño espacio, seguro que quiere aprovecharlo al máximo cuando se construya la piscina. Por el contrario, si tiene metros de sobra, piense en instalar una piscina de entrenamiento o una gran piscina recreativa para todo tipo de clientes, desde la persona que viaja por placer hasta la que lo hace por trabajo.

Las instalaciones cuyo espacio interior es reducido o se encuentra limitado para una piscina subterránea pueden instalar una vitality pool o un spa. Los espacios pequeños que no quieran renunciar a un espacio wellness pueden instalar una sauna finlandesa y una sala de tratamientos, que tienen cabida en la mayoría de hoteles, desde los ideales para escapadas románticas hasta los más funcionales para viajes de negocios. Otra opción es instalar una piscina en el rooftop o una piscina de entrenamiento con un solo carril para brindar a los clientes la posibilidad de hacer ejercicio durante su estancia.

 

Decoración con elementos acuáticos

Una piscina no es la única solución acuática que puede instalar en su hotel. Existen otras opciones, como fuentes de agua en la recepción, un espectáculo acuático como imagen de marca, cascadas, cortinas o muros de agua. También están muy de moda las denominadas fuentes secas, que crean un ambiente multifuncional, dinámico y refrescante tanto en exteriores como en interiores.

Escoger la piscina más adecuada para cada tipo de hotel

La industria hotelera actual ha ido evolucionando hasta llegar a ofrecer una amplia variedad de experiencias a los usuarios. La fórmula ganadora nos dice que la forma en que cada hotel o resort presenta su piscina es un reflejo de cómo entiende la hospitalidad.

Esto quiere decir que todos los servicios, elecciones estilísticas y hasta las distintas posibilidades en lo referente a su ubicación y ambientación deben ser coherentes y estar en línea con los gustos y las expectativas de sus clientes objetivo. La elección de la piscina o instalación acuática adecuada influye en gran medida en la apariencia y el atractivo del hotel. A continuación le mostramos algunas sugerencias al respecto.

Resorts y hoteles de ocio o vacaciones

Ningún resort puede prescindir de una gran piscina recreativa. Cuente siempre con una gran piscina con una parte poco profunda o con una piscina grande para adultos junto a una más pequeña para niños. De este modo toda la familia podrá disfrutar del agua con seguridad. Un splash park para los pequeños, un lago, toboganes, piscinas tematizadas u otros elementos similares también resultan ideales para un resort, ya que invitan a los clientes a quedarse más tiempo en el recinto.

Las soluciones de piscina para este tipo de instalaciones tienden a ser grandes espacios centrados en el entretenimiento y el wellness. Por eso, si dispone de espacio suficiente, también puede instalar un centro wellness, que puede estar integrado por spas, una vitality pool y piscinas especiales de tratamiento, como tanques para terapia de flotación. A este centro podrían acceder usuarios no residentes pagando una cuota y también podría incluirse en un paquete para los clientes del hotel.

 

Cadenas hoteleras

Este modelo de alojamiento sigue una fórmula que se replica en muchas propiedades de todo el mundo para ofrecer una imagen uniforme a los clientes. Y esto mismo buscan a la hora de escoger su piscina, por lo que tienden a centrarse en la comodidad y las posibilidades de entretenimiento.

 

Hoteles de negocios y congresos

Para atender las necesidades de los viajeros de negocios, estos hoteles disponen de las instalaciones idóneas para celebrar grandes congresos y reuniones de empresas. Su oferta suele incluir habitaciones, salones para eventos, bar y cafetería, así como diversas opciones de entretenimiento, entre las que se incluyen las piscinas.

En los hoteles fundamentalmente reservados para viajes de negocios, congresos y conferencias, la piscina y el centro wellness permiten a los usuarios desconectar tras un largo día de trabajo. Si dispone de espacio suficiente, una piscina de entrenamiento, como una lap pool, puede ser ideal para ejercitarse y desconectar. Otras opciones, que elevarán el nivel de sus instalaciones, son una piscina infinita o una piscina en el rooftop.

Asimismo, los espacios wellness son siempre bienvenidos en los hoteles para convenciones. Quizá puede incluir una vitality pool inox (acero inoxidable), una sauna o un baño de vapor con la opción de una o dos salas de tratamiento para aquellos que quieran disfrutar de su tiempo libre con un masaje relajante. Y por último, pero no por ello menos importante, nos encontramos con las instalaciones de gimnasio, las cuales mejoran el hotel y se suman a la experiencia y el confort de los clientes.

 

Hostales

Los hostales, cuya característica principal es su ambiente cálido y familiar, acostumbran a ser pequeños y se esfuerzan por ofrecer un entorno único a sus clientes. Las instalaciones de piscina a menudo necesitan adaptarse a las limitaciones de espacio de estos hoteles y su decoración característica.

 

Hoteles de suites

Los hoteles de suites ofrecen a sus clientes experiencias y espacios privados y exclusivos. Sus suites suelen constar de dormitorio, salas de estar y cocina. Cuando a esta fórmula se añaden piscinas privadas, se potencia la sensación de exclusividad.

 

Hoteles Boutique y Theme & Design

Los hoteles boutique seducen a los viajeros más “cool” que buscan una atmósfera única y original en los destinos turísticos más populares. Las piscinas wellness suelen formar parte de la experiencia que ofrecen los hoteles boutique.

En este subconjunto de hoteles boutique se incluyen también los gastrohoteles (cuyo objetivo es ofrecer una experiencia gastronómica sobresaliente a los amantes de la comida) y los hoteles históricos (que persiguen promover la cultura local y las experiencias históricas).

 

Hoteles spa & wellness

Siguiendo la fórmula hotel & spa, esta opción responde a la creciente demanda del turismo wellness. Las instalaciones de piscina son el eje central en este tipo de hotel y ofrecen un espacio ideal para la relajación y tratamientos exclusivos.

Más allá de las experiencias clásicas de spa y sauna, junto con los masajes y los tratamientos de belleza, para completar la zona de aguas recomendamos una vitality pool o una piscina de entrenamiento en acero inoxidable, piscinas wellness de distintas temperaturas y tamaños, como las piscinas de contraste en agua fría, y una piscina de hidromasaje. Con esto, la zona wellness jugará un papel central en el hotel.

También se puede crear un circuito wellness a seguir, para que los clientes puedan aprovechar al máximo el espacio y prolonguen su estancia, consumiendo servicios en el hotel y en la zona wellness. Otra de las características a ofrecer en los hoteles con spa y wellness son las cápsulas wellness o espacios privados, donde los clientes pueden tener acceso a sus pequeñas piscinas wellness privadas, así como a tratamientos personalizados.

 

Hoteles sostenibles

Los hoteles sostenibles o ecológicos ofrecen experiencias de alojamiento y ocio a partir de un enfoque respetuoso con el medio ambiente. Las elecciones en estos hoteles (también las referentes a las soluciones de piscinas) darán prioridad a las energías sostenibles y a las operaciones que minimicen el impacto medioambiental.

Diseños de piscinas para maximizar las posibilidades acuáticas

A la hora de incorporar una piscina o elemento acuático a su hotel, deberá escoger entre diferentes diseños, siempre teniendo en cuenta el espacio y el estilo de su establecimiento.

En cuanto a piscinas, puede optar por:

  • Piscina infinita – con vistas espectaculares de los alrededores;
  • Piscina de entrenamiento convencional – de unos 20-25 m si dispone del espacio;
  • Piscina recreativa – una piscina de gran tamaño para un uso combinado: natación, fitness o entretenimiento.

Para los diferentes espacios del hotel, recomendamos la instalación de fuentes ornamentales:

  • Cortinas o paredes de agua;
  • Fuentes de vaso para accesos, jardines y áreas de recepción:
  • Una fuente más grande con un espectáculo de agua para el exterior o en la zona de entrada al edificio.

Por último, si queremos ofrecer una experiencia sensorial única, no debemos olvidar las piscinas específicas para centros wellness, como las vitality pool, las piscinas de acero inoxidable, los spas o incluso los tanques de flotación.

Todos los hoteles mejoran con una piscina que se adapta a su estilo

Sea cual sea el tipo de hotel, la instalación de una piscina, fuente o centro wellness tan solo lo hará más atractivo y único. Los clientes podrán relajarse después de un largo día de trabajo, mantener su rutina de ejercicio en vacaciones o disfrutar de los beneficios relajantes y reponedores de una experiencia de spa. Las piscinas son ideales tanto para parejas como para viajeros de negocios, por no hablar de las familias con hijos, que buscan un lugar divertido en el que los niños puedan dar rienda suelta a su energía.

Piscinas de hotel: un elemento clave para sus proyectos hoteleros
Las piscinas para hoteles pueden ayudar a…
Cuatro tendencias hoteleras que están cambiando el mercado
El mercado hotelero cambia año tras año.…
Sauna finlandesa: cómo funciona y cuáles son sus beneficios
La sauna finlandesa, también conocida como sauna…
Saunas al aire libre: cómo abrazar (literalmente) esta nueva tendencia
Las saunas se han convertido en una…