Volver atrás

Los splash parks se han convertido en uno de los elementos esenciales en cualquier instalación acuática orientada al ocio de los más pequeños.

¿Qué es un splash park?

También conocidas como parque de agua, se trata de un tipo de instalación acuática orientada al público infantil muy específica, donde la seguridad es la prioridad número uno. Por ello, la profundidad de un splash park siempre será poca (suele llegar al tobillo de un adulto) o no presentará ninguna profundidad, e incluirá las medidas necesarias para ofrecer todas las garantías de un entorno seguro.
Además, al igual que las piscinas para niños más tradicionales, los splash parks han sido diseñados para promover el entretenimiento y la diversión.

Así, los parques de agua incorporan elementos adaptados a la edad de los usuarios. Esto puede incluir, entre otros accesorios:

  • Fuentes interactivas en las que, cuando los niños pisan los puntos de colores, son sorprendidos por cambios en por la forma, el color y el sonido del agua que mana de la fuente.
  • Áreas de chapoteo, chorros y cambios de corriente.
  • Circuitos y juegos de interacción.
Características de un splash park

El parque de agua, en definitiva, puede definirse como un patio de recreo cubierto por una lámina de agua poco profunda.

  • Su principal uso es el ocio y el entretenimiento de los más pequeños.
  • El público objetivo es infantil, incluyendo las edades más cortas, debido a la poca profundidad del agua. Es así un lugar perfecto para que los niños más pequeños interactúen entre ellos, además de con sus familiares adultos. Además, es un lugar inclusivo, pues también es seguro para personas con problemas de movilidad o personas con discapacidad.
  • La temporada de uso de un splash park puede ser cualquier momento del año, ya que pueden ser instaladas en exterior e interior.
  • La ubicación más común para el parque de agua es el área de niños de una instalación acuática más grande. También se instalan en parques infantiles y acuáticos.
Recomendaciones de diseño para un parque de agua

El diseño de un splash park debe incorporar algunas características para garantizar un entorno seguro y, a la vez, dinámico, que potencie las experiencias de los usuarios más pequeños:

  • Para la geometría elegida, se recomienda el uso de formas suaves e irregulares.
  • La temperatura puede oscilar entre 30 y 32 ℃ para un parque de agua interior, asegurándose de que es placentera e invita a bañarse.
  • Las profundidades en un splash park son siempre superficiales, garantizando la seguridad de los niños de edades más tempranas.
  • Respecto al tiempo de recirculación, existen regulaciones específicas orientadas a prevenir la legionela y se recomienda que se sigan los estándares más estrictos. Por ello, el tiempo de recirculación recomendado es entre 30 minutos y 1 hora según los tratamientos y estándares de calidad de la Normativa Británica.
  • Como tratamiento del agua más adecuado se recomienda utilizar un sistema basado en hipoclorito junto con un sistema UV para mantener al mínimo la generación de subproductos derivados del cloro y, por lo tanto, mejorar el bienestar de los niños. Dado que el volumen de agua a tratar es generalmente pequeño, la instalación de este tipo de sistemas, por lo común, no aumenta el desembolso general, al tiempo que mejora la calidad del agua y el bienestar de los niños.
  • Para los acabados de superficies, se recomienda un revestimiento vítreo (revestimiento de vidrio), ya que se trata de un material con una óptima adaptación a formas geométricas irregulares, típicas de un splash park.
  • El sistema de recirculación del agua adecuado consiste en un sistema de desbordamiento alrededor de todo el borde de la piscina, por ser el método más eficiente.
  • Respecto al sistema de construcción, es aconsejable utilizar hormigón o poliestireno de alta densidad, ya que facilitan la construcción de formas irregulares.
  • Finalmente, en cuanto a las regulaciones, Es fundamental realizar un diseño particularizado a cada proyecto y cumplir las normativas técnicas prescriptivas en cualquier caso.

En definitiva, el splash park es hoy en día un elemento imprescindible en cualquier parque acuático infantil debido a su garantía en seguridad, su inclusividad y, con un diseño adecuado, el potencial para el entretenimiento y estimulación de los más pequeños a través del agua.

Puede que también te interese
¿Cómo diseñar piscinas infantiles?
Las instalaciones diseñadas especialmente para los niños,…
¿Qué es lo que hace que una vitality pool sea perfecta?
Anyone who has visited a wellness area…
Piscinas con toboganes: por qué instalarlas y claves de diseño
Las piscinas con toboganes son un punto…